25 palabras que usas y que proceden del caló (y tú sin saberlo)

Volvemos a la carga con las palabras caló (aaaaaaaay, primo). Muchos habéis sido los que, a raíz del reportaje que publicamos hace un par de semanas, nos habéis preguntado queriendo saber más. Por ello, hemos confeccionado esta lista con las que, para nuestro gusto, son las palabras que mejor definen la importancia del caló en el español coloquial.

25. Molar. Gustar. Tan asimilada al lenguaje juvenil que parece que lleva toda la vida con nosotros. Aunque lo parezca, no tiene nada que ver con tus dientes.

24. Pirar. Marcharse. También se la puede encontrar en la expresión darse el piro. Tiene una segunda acepción referida a volverse loco (pirado).

23. Sobar. Dormir. Esto es lo que realmente haces cuando llegas a casa después de haberte pasado toda la noche de parranda.

tiempos-modernos-currar-calo-Libros-Prohibidos

Currante: lo opuesto a político

22. Currar/curro. Trabajar/trabajo. Su uso se ha ido extendiendo a la misma vez que la precariedad laboral. ¿Casualidad?

21. Parné. Dinero. Si es falso, estás en problemas, y lo sabes.

20. Chupa. Chaqueta. Las chaquetas quitan frío, las chupas visten.

19. Pureta. Viejo. Especialmente despectivo para aquellos que tratan de hacerse pasar por jóvenes.

18. Pringar. Cargar con una responsabilidad especialmente odiosa. Tanto pringar como pringao, obviamente, están muy relacionados con el número 22.

17. Canguelo. Miedo. Esto es lo que te entra cuando tu chica entra en el baño con el predictor en la mano.

16. Camelar. Enamorar/persuadir con malas artes. Palabra positiva o negativa, dependiendo de lo romántico que se sea. No olvidarse de camelo, que es lo que te cuentan los políticos cada 4 años.

loquillo-calo-Libros-Prohibidos

Loquillo también nos valía como ejemplo de pureta

15. Nasti. Nada. Mejor si lo acompañas con un …de plasti.

14. Garito. Bar, local nocturno. No, esta palabra no se la inventó Loquillo.

13. Potra. Suerte.  Cuando hablas de alguien con potra, suele tratarse de una suerte inmerecida (vamos, que te jode bastante).

12. Achantar. Acobardar. Para achantarse de verdad es necesario bajar la cabeza, subir los hombros y echarse a un lado.

11. Chingar. Tener sexo/molestar. En México han formado un idioma alrededor de este término.

10. Pinrel. Pie. ¿Por qué llamarlo pie si puedes llamarlo pinrel? En serio.

9. Chivato. Informador. Si bien también tenemos la palabra soplón, chivato es mucho más gráfica, ya que implica el deseo de tener a este tipo de personajes lejos.

8. Queli. Casa. Príncipe-Bel-Air-calo-Libros-ProhibidosOs lo juramos, ya existía antes de El príncipe de Bel-Air.

7. Ful. Falso. Usable con artilugios ideados para timar.

6. Julay. Novato/cándido. Los que suelen ser víctimas de un ful.

5. Nanay. No/negación. Es opcional (aunque tal vez más efectivo) acompañarlo con un …de la china.

4. Longuis (hacerse el). Despistado. Es exactamente lo que tú haces cuando te cruzas por la calle con el mejor amigo de tu ex.

3. Fetén. Muy bueno. Cuando algo está fetén, es que ya nada lo puede mejorar.

2. Chungo. Malo/difícil/peligroso. Palabra camaleónica, no tanto como chingar, pero perfecta para reflejar una idea negativa.

1. Paripé. Fingimiento. De las mejores palabras usables en castellano, ya que implica una dramatización de una escena, más o menos improvisada, entre una o varias personas, con el fin de conseguir algo de una tercera parte. Todo eso con una sola palabra, impresionante.