Rafel Reig: Guapa de cara

Año: 2004
Editorial: Lengua de trapo
Género: Novela
Valoración: Recomendable
“Gratamente sorprendido”, es lo que se suele decir cuando algo de lo que no esperamos nada, nos regala una experiencia maravillosa. Para mi gusto, así llegan a nuestras vidas las mejores noches, conciertos, películas, viajes, y sobre todo, personas. Es limpio, aséptico sin la contaminación previa de nosequién que te dijo nosequé, o de la opinión de un tal fulano. No es algo demasiado común, tal vez por eso deja una huella tan profunda. Es así cómo llegó Rafel Reig a Libros Prohibidos.
“Guapa de cara” es la historia de Lola Equíbar que, una vez muerta, decide investigar los porqués de su propio asesinato. Desde su estado incorpóreo, y acompañada en todo momento de Benito Viruta, el odioso protagonista de sus libros infantiles, Lola recorre los canales navegables que surcan el centro de Madrid, buscando pistas, siguiendo a gente de su entorno, rememorando su vida antes y después del golpe de Estado del 23-F, del fin del petróleo y de la posterior invasión Norteamericana. ¿Qué pasa? ¿Y esas caras extrañadas?
Como comprobarán, la acción de “Guapa de cara” está enmarcada en su propio mundo paralelo, lo que más que acercarle a la ciencia ficción, lo lanza de lleno en un humor que lo impregna todo. Podría ser este fino sentido del humor la principal característica del libro, pero no es así. Yo al menos destacaría una forma de narrar muy peculiar, segura de sí misma, sencilla y a la vez preciosista y visual sin necesidad de meterse en profusos berenjenales léxicos. Encontrarse con una narración semejante es una verdadera maravilla, un regalo para los ojos, un masaje para el cerebro, un caramelo para la imaginación.
Tengo la duda de si este libro envolverá del mismo modo a aquellos menos relacionados con la capital de España como lo ha hecho conmigo. Yo he escrito un par de novelas enclavadas en Madrid y reconozco que esto puede llegar a ser un inconveniente por la comparación con otras ciudades más “queridas” por el gran público, especialmente por el séptimo arte. Ya saben, no es lo mismo hablar de Malasaña que del Soho londinense, que la Gran Vía no es Broadway, o que la Puerta de Alcalá no es el Arco del Triunfo de Paris. De cualquier modo, enviamos desde Libros Prohibidos nuestro apoyo a los escritores que siguen intentando hacer de Madrid un lugar, si no glamuroso, al menos reconocido por esa sordidez que lo hace tan especial.
A parte de eso, prefiero no decir más y guardar los secretos que guarda esta “Guapa de cara”, recomendaros  muy mucho cada una de sus 213 páginas, y estar muy atento a las próximas obras de Rafael Reig. Yo ya tengo en mi punto de mira “Sangre a Borbotones”, el que sería considerado como título antecesor a este.