Roberto Saviano: Gomorra

Título original: Gomorra. Viaggio nell’impero economico e nel sogno di dominio della camorra
Idioma original: Italiano
Año: 2006
Editorial: Penguin Random House
Género: Ensayo
Valoración: Mejor no

Hace unos años (dentro de poco van a ser diez, madre mía), el mundo editorial se vio sacudido por un libro titulado como cierto lugar altamente pecaminoso del Antiguo Testamento: Gomorra. El autor, un joven escritor, quiso equiparar su Nápoles natal a la deleznable ciudad bíblica destinada a la perdición. El motivo de esta mordaz crítica radica, ni más ni menos, en las sociedades mafiosas que controlan la ciudad. Lo que viene conociéndose como la Camorra.

Gomorra es una suerte de ensayo novelado autobiográfico, donde su autor cuenta de primera mano qué se cuece en Nápoles, uno de los puertos más importantes del Mediterráneo. Desde este emplazamiento, la Camorra opera de forma casi impune la piratería, su especialidad. Pero no sólo hay trapicheos con productos de importación y/o falsificados, sino que también tratan con drogas, armas, prostitución, etc. Que no se preocupe ningún amante del género, que tampoco faltan buenas dosis de asesinatos, extorsión, amenazas, ajustes de cuentas y demás.

Como dije, el libro cayó como un meteorito en mitad del océano. Su fama barrió las revistas culturales del momento, lo que, unido a la amenaza de muerte sobre Saviano (a lo Salman Rushdie, que da mucho caché) por parte de los mafiosos, hizo de Gomorra un fenómeno muy, pero que muy rentable. Se hizo una película, una serie, una obra de teatro, al autor se lo rifaban las grandes firmas de la prensa mundial para sus suplementos culturales… Un verdadero tsunami.

Pero, ¿qué es en realidad Gomorra? ¿Qué la hace tan distinta? ¿Qué hace que tenga tanto valor? Veamos, la narración traída de primera mano por las vivencias personales del autor le da cierto aire novedoso a hechos que, en realidad, todos hemos tenido ocasión de ver ya en otras novelas y, sobre todo, películas y series. A nadie se le escapa que el tema Mafia italiana está bastante trillado y que cada nueva publicación al respecto sólo busca rizar el rizo, sin más. En otras palabras, que no hay nada nuevo bajo el sol.

Tampoco ayuda demasiado el formato elegido, ensayo-documental-autobiográfico-novelado, en el que no se sabe muy bien dónde termina la realidad y dónde empieza la ficción. A mi parecer, Gomorra ganaría mucho más siendo una novela, esto es, una obra basada en hechos reales pero ficción al fin y al cabo. Pero claro, en este, sería más evidente la ausencia de originalidad, además de perderse ese efecto tan deseado de presentar a su autor como un héroe perseguido por revelar la verdad.

Por otro lado, tenemos la fuerza del relato. La narración es cáustica, propia de una persona que vuelca sus sentimientos en lo que escribe, y son sentimientos de odio en su mayoría. Es valiente con este libro Saviano, eso no lo pondré en duda, pero es tan poderosa la rabia de esta obra, que a veces llega a ahogar al lector (a mí al menos). De verdad que, en mi opinión, y aun a riesgo de repetirme, se hace mucho más llevadero leer en su lugar algo de Mario Puzo, o sentarse a ver alguna peli de Scorsese, u otra serie relacionada con el tema. Por suerte, hay mucha obra de arte de nuestro tiempo cuyo tema central es la Mafia y que será de más fácil digestión para cualquiera.

Por lo tanto, un servidor recomienda dejar los fenómenos editoriales aparte, de los que no es bueno fiarse casi nunca. Y sin casi. Gomorra: Mejor no.