Rubén Azorín: Luna: Apogeo

Año: 2014
Editorial: Autopublicado
Género: Ciencia Ficción
Valoración: Pasable
Hoy os traigo uno de los fenómenos del año en Amazon, y con más mérito al ser una novela autopublicada. Se trata de Luna: Apogeo, de Rubén Azorín. El mismo autor tuvo el detalle de pasarme una copia meses atrás, y desde entonces (dadas las altas espectativas que ha ido generando en la red), estaba deseando que le llegase el turno en mi e-reader. ¿Mereció la pena la espera? Pues sí y no, como las dos caras de la Luna.
La acción transcurre en un futuro no tan lejano, bastante sombrío, azotado por una persistente crisis que ha llevado al mundo al estancamiento, con la desgana vital de sus habitantes que ello conlleva. Pero eso no es todo, ya que una anomalía en la órbita lunar está provocando graves daños en el planeta, y la amenaza de que puede ser aún peor. Muchísimo peor.
En este mundo apocalíptico, y tan inquietantemente posible, arranca la historia de Luna: Apogeo. Ya dije en un principio que mi impresión sobre esta novela iba del blanco al negro, de la luz a la oscuridad. Para empezar, creo que  los puntos a favor de esta novela superan a los puntos en contra en cantidad y peso. Sin embargo, me parece que la parte negativa es demasiado abultada como para dejarla a un lado. Aquí vienen mis motivos:
A mi parecer, el punto fuerte de la novela es la historia en sí: un futuro negro y real, cercano, donde la amenaza no son los extraterrestres ni el propio ser humano, sino el satélite que pasa a diario sobre nuestras cabezas. El desarrollo de los personajes a través de los años que transcurren y las muchas dificultades por las que tienen que pasar son motivo suficiente para tener al lector pegado al asiento por un buen puñado de horas.
Destaca especialmente el interés que suscita el personaje x, un tipo misterioso que, a través de su videoblog, va dando datos, curiosidades, e incluso leyendas sobre la Luna. Esto da suficiente información como para poner al lector en situación, y hacer crecer la curiosidad sobre lo que está por ocurrir. Esto también empuja lo suyo a seguir leyendo.
Otro punto a favor es el estilo narrativo elegido. Descripciones fugaces, frases cortas, directas, sin florituras. No seré yo quien defienda que, para que un libro sea bueno, es obligatorio que cada línea haga una pirueta metafórica con tirabuzón. Además, los capítulos son cortos, pensados para las lecturas fugaces propias de un mundo en el que un tuit ya parece largo. Y es que, por si aún no se han dado cuenta, Luna: Apogeo pertenece a la raza de los best-sellers.
Es en la dimensión de los capítulos donde encontramos la primera pega. Pese a que, en lineas generales, la acción transcurre de forma ágil, el contenido de cada capítulo no siempre va al grano. Hay ocasiones en las que da la sensación de que da vueltas innecesarias. Esto se ve potenciado por el constante cambio de personajes en cada capítulo, y como son tantos y tienen tan poco espacio para desarollarse, es bastante fácil confundirlos entre sí.
Esto, y alguna que otra cosita más (sólo por ponernos tiquismiquis) es algo típico de autoediciones. Hablo por experiencia cuando digo que es más que posible encontrar una idea genial sin necesidad de editor profesional, pero también es cierto que, aunque nos joda a los autores, una editorial ayuda a pulir mucho una obra, a dejarla impoluta y sacar lo mejor de sí misma.
La última pega es que Luna: Apogeo es la primera parte de una trilogía, algo de lo que el lector se entera al final del libro. Por desgracia, esta primera parte no tiene conclusión, es sólo el principio de la historia total, por lo que hay que esperar a seguir leyendo los otros libros para tener respuestas. Personalmente, creo que la historia es suficientemente buena como para esperar a la segunda parte y seguir leyendo, aunque habría agradecido un mejor final para este primer libro.
En definitiva, esta novela de Rubén Azorín es una obra recomendable, intrigante, rápida, con algunos fallos propios de un autor novel autoeditado, que creo/deseo que será fichada por alguna editorial (me resulta raro que no lo haya hecho ninguna ya), y que si no se lleva mejor nota, es sólo porque habrá que esperar a tener la trilogía completa en nuestras manos.