Emma Stonex: Los guardianes del faro

Los guardianes del faro.

Título original: The Lamplighters
Traducción: Cristina Riera Carro
Idioma original: Inglés
Año: 2021
Editorial: Ático de los libros (2021)
Género: Novela (terror)

Cornualles, 1972. Llega un barco a la Roca de la Doncella con el relevo para los fareros que llevan allí un tiempo, pero nadie sale a recibirlos. Cuando llegan al faro, tampoco encuentran a nadie y la puerta está cerrada por dentro, todos los relojes marcan la misma hora y la mesa está puesta para dos, lo que hace aún más extraña la situación. Y además, en los registros pone que ha habido tormenta, pero llevan toda la semana con el cielo despejado. ¿Qué ha ocurrido?

Veinte años más tarde, aún no se sabe nada de lo ocurrido y un día aparece un escritor que quiere investigar lo ocurrido. Para ello habla con Helen, Jenny y Michelle, las esposas y novia de los guardianes del faro. ¿Conseguirán saber lo que pasó?

Esta novedad de Ático de los libros es una historia apasionante que conseguirá no despegarte de sus páginas hasta que llegues a su punto y final.

¿De verdad quieres irte a ese faro encima de una roca en medio del mar?

Igual esto te suena porque es algo que estamos repitiendo mucha gente desde que empezó esta época tan mala: me encantaría vivir en un sitio alejado del mundo. Pero claro, hay unos límites. Una cosa es vivir en un pueblo encantador de menos de 10.000 habitantes y otra irte a un faro en medio de la nada, donde lo único que tienes a tu alrededor es mar.

Los guardianes del faro. Faro. Libros prohibidosAhora que hemos vivido un encierro bastante largo, creo que puedes imaginarte cómo es estar en este faro. Si bien es cierto que muchos tenemos suerte y no vivimos en un pequeño piso, imagínate haberla pasado en uno muy pequeño donde casi no tienes espacio para nada. ¿Horroroso, verdad? Vale, ahora imagínate estar ahí con dos personas más, igual de grandes que tú. Aún peor. Si eres de los que vivió así la cuarentena, te mando un abrazo enorme desde aquí.

Pues en este libro es un poco lo mismo. Tres señores, cada uno de una edad distinta, encerrados en un faro donde cocinan regular, duermen regular y se entretienen regular. Si salen a pescar o a leer, además, pueden tener la mala pata de que se los lleve una ola. Así que claro, en un ambiente así de asfixiante cualquier cosa puede pasar, hasta volverse locos.

Los guardianes del faro, por cierto, no es fruto de esta época ni de todo lo que hemos vivido, sino que se inspira en una desaparición real de tres fareros en Escocia, en las Islas Flannan. Tres fareros fueron ahí, a encargarse de la linterna para que los barcos no se chocaran contra las rocas. En diciembre se intentaron poner en contacto con ellos varias veces, pero nadie contestaba y la luz estaba apagada. Al final, acabó yendo Joseph Moore, el cuarto farero que hacía de relevo de uno de ellos. Al igual que en el libro, nadie se acercó a recibirle, tampoco habían cogido las cajas de provisiones, la puerta estaba cerrada por dentro, los relojes parado, la cena sobre la mesa… Y no había ni rastro de ellos.

Moore decidió volver al barco para explicar lo que había pasado e intentaron dar con alguna información que revelara lo ocurrido, pero nada. Obviamente hubo muchísimas hipótesis, pero jamás se sabrá si alguna es la acertada o no. Los hombres simplemente se desvanecieron para siempre.

A veces tú eres el monstruo

Los guardianes del faro no es una novela de terror llena de sustos y monstruos aterradores, sino que Emma Stonex juega con nosotros con la ambientación, dejándonos pequeñas pistas a lo largo de las páginas y con la psicología de los personajes. Si nos ponemos tiquismiquis, podríamos catalogarla como thriller de terror.

La tensión está presente desde el principio de la novela, además de la necesidad por saber qué es lo que ocurrió. Al principio piensas que fue un accidente, ¿pero y si algo salió del mar y decidió llevárselos con él? Cualquier hipótesis podría resultar cierta, aunque no es lo que cree Helen.

Helen, la mujer de uno de los fareros, cuenta su versión de la historia al escritor, que es distinta de la de Jenny o Michelle. No se ponen de acuerdo y hasta culpan al marido o novio de las otras. El dolor les ha afectado de manera distinta y Jenny aún no puede pasar página, veinte años después aún tiene la esperanza de que su marido vaya a entrar por la puerta. ¿Ocurrirá?

Miré a Arthur y pensé: este es el tipo de hombre que quiero ser. Nunca sabrás lo que ha sufrido. Te pasas el día admirando a tu jefe, creyendo que él lo sabe todo, y resulta que no es quien crees que es.

A lo largo de la novela se explora el duelo y la capacidad del ser humano de olvidar, de rendirse y dejar que el tiempo se lleve el recuerdo. La historia se divide en varias partes, separando el pasado con el «presente» de su historia y cambiando de narrador en cada capítulo. Es interesante ver cómo se acaban abriendo casi del todo al escritor, de quien Helen sospecha desde casi el comienzo de la novela, aunque le cuente todo. Incluso confiesa sus secretos, aunque puedan herir a alguien.

Si bien tengo que mencionar una escena que no pude leer del todo y que puede afectarte, si no deseas saberlo pasa al siguiente párrafo. En un momento dado, hay una escena explícita en la que se quema a un perro y se obliga a alguien a mirar. Si me has leído otras veces por aquí, sabes que me gusta avisar de estas cosas porque a mí no me gusta encontrarme según qué cosas. Esta escena, por cierto, tuve que saltármela.

Un debut excelente

Cuando empecé a leerme esta novela estaba muy emocionada porque había oído hablar del misterio de los fareros, y saber que este era un homenaje a ese extraño suceso hizo que tuviera aún más ganas de leerlo.

Los guardianes del faro no es la primera novela de Emma Stonex, sino que su debut utilizando su propio nombre ya que hasta ahora lo ha hecho bajo pseudónimo. Se nota ya que la historia está muy bien perfilada, no hay cabos sueltos y la psicología de los personajes, el punto fuerte de la historia, está muy bien construida. Sabe manejarte por donde quiere y engañarte dándote lo que crees que quieres, sin decepcionar al final.

Al acabar la novela no solo te llevas una historia interesante, sino también un pedazo de la historia de los faros. A Stonex le apasionan los faros y se nota, pues a lo largo de la novela te va dando pinceladas de su historia y de funcionamiento, mostrándote cómo iba el tema antiguamente y la formación que se les daba a los fareros. Si bien en otras ocasiones esto puede llegar a resultar aburrido, en esta es hasta entretenido y acabas disfrutando de lo que te cuenta. O tal vez sea yo, que me encanta aprender cosas nuevas.

Sin lugar a dudas, Los guardianes del faro es una novela indispensable en este 2021, sobre todo para los amantes de los thrillers de terror y de los misterios sin resolver.

Hazte con un ejemplar de Los guardianes del faro aquí.
¿Quieres conocer más novelas terroríficas? Hazte mecenas de Libros Prohibidos para que podamos seguir con nuestra labor sin recurrir a publicidad. Sorteamos todos los meses UN EJEMPLAR EN PAPEL de nuestros libros favoritos entre nuestros mecenas. También puedes colaborar de forma puntual a través de Ko-fi.
Y si quieres conocer más sobre nosotros y estar al tanto de todas nuestras publicaciones y novedades, apúntate a nuestra maravillosa lista de correo.
Síguenos en FacebookTwitter Instagram.

Foto: Philippe D.