Gabriele Picco: Lo que te cae de los ojos

Título original: Cosa ti cade dagli occhi
Idioma original: Italiano
Año: 2010
Editorial: Seix Barral
Género: Novela
Valoración: Pasable
Voy a empezar por el principio, como debería ser siempre, pero casi nunca es (sobre todo en ciertos países que empiezan por E y terminan por spaña). A mí este libro no me ha gustado por varios motivos que voy a exponer más abajo.
Esta novela (aunque no tengo del todo claro si debe calificarse como tal) llegó a mis manos como un regalo por parte de una persona a quien aprecio y respeto enormemente, y debo decirle que sí, es un muy buen regalo, y de hecho ya he pensado en varias personas a quien regalárselo y que les encantará. Pero por desgracia yo no soy una de esas personas.
Y es que ahí está el quid de la cuestión con “Lo que te cae de los ojos”. Yo considero que es de ese tipo de libros que hace de la fábula y la fantasía un arte a la hora de, no de cambiarla, sino de interpretar la realidad. Recurramos a la sinopsis para tratar de explicar esto:
“Ennio es un chico tímido con una afición muy especial: le fascinan las lágrimas. Cuando ve una, la fotografía con su cámara digital y le inventa una historia. Pero él no llora nunca… Aprendió pronto a enterrar el dolor, a ocultar sus sentimientos,y con ellos, su secreto más inconfesable.Huyendo del pasado, Ennio parte a Nueva York. En un sórdido edificio encuentra el bloc de notas de una chica japonesa, Kazuko. Deslumbrado por páginas repletas de ingenio y dibujos sorprendentemente fantasiosos, Ennio se obsesiona por conocer a Kazuko y devolverle el cuaderno. Durante este periplo su historia se entrelaza con la de otros personajes: Arwin, que lo filma todo con una cámara que esconde entre su pelo; o Josh, que perdió a su mujer en el derrumbe de las Torres Gemelas y ahora colecciona polvo. Y entre ellos, una gaviota herida, recogida en la nieve de abril, que, dicen, trae suerte…”
Nuestra cultura nos dicta que si se trata de una historia contada en Nueva York, ésta debe terminar, o bien destruída, o bien sirviendo de marco de la genial diarrea verbal de Woody Allen, o para situaciones de Friends, o historias que no llevan a ningún sitio de Auster. Hay mucho más, pero el espacio de este blog y la paciencia de sus lectores son finitos. Bien, Gabriele Picco nos propone un recorrido mágico y surrealista por las calles de Nueva York, obviando su suciedad, su clima horrible, y los más que pésimos modales de los Newyorkers.
¿Y lo consigue? En mi opinión, no. Creo que el lenguaje es demasiado infantil, tanto que cuando la historia empieza a ponerse seria, resulta muy complicado creer lo que está pasando. Por otro lado, este libro sigue con la última y preocupante tendencia al alza de narrar en microcapítulos (71 en un total de 259 páginas), que da mucha velocidad a la lectura, sí, pero que impide al lector sumergirse realmente en la historia. Literatura Tweet, ya disponible en sus vidas.
Entonces, ¿por qué califico a esta obra de pasable? Pues ni yo mismo lo sé, francamente. Tal vez sea porque considero que sacar un libro como “Lo que te cae de los ojos” tiene mucho mérito, pues es una apuesta a doble o nada. Es de esos libros que si os gustan os van a enamorar, pero que de no ser así, los vais a enviar a la balda más inaccesible de la estantería. No va a haber término medio, y eso en sí ya tiene cierto valor. Y como no puedo ponerle dos notas al mismo tiempo, lo dejamos en un pasable, que es algo así como que os la recomiendo, pero que si no os gusta,no es asunto mío.
PD: lo mejor, las ilustraciones.